Tag: cultura

20
Ene

Fernando Francés: “Las redes sociales aportan un retorno muy notable al CAC Málaga”

Exposición de KAWS en el CAC Málaga

Exposición de KAWS en el CAC Málaga

El CAC Málaga es una iniciativa cultural del Ayuntamiento de Málaga que tiene como objetivo la difusión de las artes plásticas desde el último tercio del siglo XX hasta la actualidad. El CAC se caracteriza por su dinamismo y la importancia concedida a la reflexión y divulgación del arte contemporáneo.

Esta apuesta por el arte tuvo en 2014 el respaldo de casi medio millón de visitantes (495.417 personas), con un aumento respecto a 2013 de las visitas al museo y de la participación en las actividades culturales y pedagógicas. En el último año, han pasado por esta pinacoteca 31.654 personas más que en 2013, lo que supone un incremento del 6,8 por ciento.

El CAC Málaga desarrolla, además, una ejemplar labor en redes sociales, una plataforma que sirve para multiplicar la difusión de sus actividades. A lo largo de 2014, el museo sumó  9.000 seguidores más en Twitter y ya se sitúa con 25.545 en total. Del mismo modo, el número de ‘amigos’ en Facebook ha aumentado en unos 10.000, lo que suma 40.909. La cifra de seguidores se ha afianzado en Instagram (4.800) en algo más de un año de presencia en esta red social.

Su director, Fernando Francés, explica en esta entrevista cómo desarrolla el CAC su trabajo en las redes sociales, y a qué tipo de público se dirige cada una de ellas. Además, destaca el carácter pionero del centro, tanto en la puesta en marcha de la web 2.0 como en el uso de las redes sociales. “Nos dimos cuenta -asegura en la entrevista- de que los medios de comunicación convencionales estaban perdiendo efectividad, mientras las redes sociales nos daban un retorno más notable”. De hecho, estima que la presencia del CAC Málaga en redes sociales ha supuesto un incremento del 16% en el número de visitantes.

Fernando Frances, director del CAC Málaga

Fernando Frances, director del CAC Málaga

El aumento en el número de visitantes es el reflejo de un ambicioso programa expositivo, que a lo largo del año presenta una docena de exposiciones temporales , todas ellas de producción propia, y dos colecciones permanentes: Pasión II. Colección Carmen Riera, Neighbours I y Neighbours II.

En 2014 han destacado las exposiciones de El Roto o Marina Abramovic, que sobrepasaron las 50.000 visitas; la primera exposición individual de KAWS en un museo en España, que sumó 39.968, siendo de las más visitadas, mientras que Marc Quinn se despidió del centro con 35.898 visitas.

Por otro lado, hay que resaltar la labor educativa y de integración del departamento pedagógico. Durante 2014 ha contado con la participación de 28.052 personas, lo que supone un 20,48% más que en 2013. En cuanto a las actividades culturales, un total de 34.111 personas han realizado algunas de las propuestas del CAC en 2014. Esta cifra eleva la participación en un 81,7% más que en 2013, que se han repartido entre las presentaciones de libros, conciertos, conferencias, seminarios y los ciclos de cine.

31
Oct

Especial Halloween: Las escenas más terroríficas del cine (y 2)

Os ofrecemos la segunda parte de las doce escenas más terroríficas del cine, con motivo de la celebración de la fiesta de Halloween. En Happynet Comunicación adoramos el cine y por ello hemos creado esta lista, cuya primera parte podéis consultar aquí. Es una selección muy particular y seguro que cada uno de vosotros tiene su propia lista igual de terrorífica, pero esperamos que os guste… ¡y os asuste!

Hannibal Lecter

Hannibal Lecter, un icono del cine de terror

7.- Viernes 13 (1980). “¡Matala, mamá, mátala!” Este era el capricho que concedía la madre de Jason a su hijito en el campamento de Crystal Lake. La película de Sean S. Cunningham supo unir acertadamente elementos del cine de terror -seres de ultratumba, psicópatas, dementes y matanzas sangrientas- para dar origen a un tipo de película que ha tenido numerosas continuaciones, como Destino Final o Sé lo que hicisteis el último verano.

8.- Poltergeits (1982). Otro clásico que marcó a una generación y marcó un estilo, además de dar lugar otro sentido a la expresión “ya están aquí…”. Producida por Spielberg y dirigida por Tobe Hooper –el mismo de La matanza de Texas-, existe una maldición sobre la saga, a raíz de las extrañas muertes de cuatro de los intérpretes de la saga, entre ellos, la pequeña Heather O’Rourke, Carol Anne en la saga, que falleció con 12 años, y Dominique Dunne, Dana (la hermana mayor), que falleció estrangulada por su pareja.

9.- El silencio de los corderos (1991). Colosal Anthony Hopkins dando vida a Hannibal Lecter, convertido ya en uno de los iconos del cine. Tal es la fuerza del personaje, que pocos se dan cuenta de Hopkins aparece sólo 16 minutos en toda la película. Eso no impidió que ganara el Óscar de ese año al mejor actor principal. De hecho, la película de Jonatham Demme es una de las tres únicas que han logrado ganar los cinco premios principales (película, dirección, guion, actriz y actor).

10.- Seven (1995). Cuando parecía todo hecho en el género de terror, David Fincher conmovió al mundo con su inquietante historia basada en los siete pecados capitales. La película nos asusta, no sólo por la crudeza de los crímenes y su deprimente escenario, sino porque nos sentimos terriblemente identificados con el personaje de Brad Pitt, en uno de los finales más conmovedores que recuerdo.

11.- Funny Games (1997). Michael Haneke, premio Príncipe de Asturias de las Artes, señala con el dedo al espectador, al que acusa de ser cómplice de toda la violencia que nos rodea con nuestra actitud tolerante. La película, estrenada en España en la Seminci de Valladolid, no deja indiferente a nadie. En su primera proyección, de la que fui testigo, la mitad de los espectadores abandonaron la sala, incapaces de soportar tal nivel de brutalidad injustificada y sin esperanza. Terrorífica la escena en la que se rebobina la cinta y en la que uno de los psicópatas guiña el ojo directamente al espectador.

12.- The ring (2002). Cierra esta particular lista la película de Gore Verbinski, que adaptó con terroríficos resultados la película japonesa Ringu. Imitada y parodiada, la niña Samara Morgan es ya otro icono del género. Un consejo: desconecta el teléfono cuando veas la película. Una llamada a destiempo puede provocar más de un ataque de pánico.

Esta ha sido nuestra selección. ¿Os ha gustado? ¿Os ha asustado? ¿Cuál echáis de menos? ¡Feliz Halloween!