22
oct

Especial Halloween: Las escenas más terroríficas del cine (1)

¡Comparte!

El Día de Todos los Santos está cediendo cada vez más terreno a la fiesta de Halloween, una costumbre llegada desde Norteamérica, a cuya popularización ha contribuido en gran medida el cine y la televisión. Por ello, os presentamos desde Happynet Comunicación una lista con las doce escenas más terroríficas del cine que más nos han impactado. Es una selección muy particular y seguro que cada uno de vosotros tiene su propia lista igual de terrorífica, pero esperamos que os guste… ¡y os asuste! Os mostramos la primera parte.

Cine de Halloween

Cine de Halloween

1.- Psicosis (1960). Empezamos con el clásico que cambió el género para siempre. Alfred Hitchcock demostró su genio aterrorizando al público con el primer psicópata del cine, un ser humano real, capaz de los más horrendos crímenes. El maestro del suspense sembró la semilla de todo lo que vendría después, desde la estructura de la historia, hasta el empleo de la magnífica música de Bernard Herrmann como un elemento capaz de hacernos saltar de la butaca.

2.- El Exorcista (1973). El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía. Esta frase pertenece a otra obra maestra del suspense, Sospechosos habituales, pero viene a cuento al referirnos a la gran película de William Frienkin. De nuevo, lo cotidiano se convierte el algo aterrador: una familia normal, un hogar acogedor, un sacerdote corriente y una dulce niña como encarnación del mal. La película nos dejó varios momentos grabados en la retina para siempre.

3.- La matanza de Texas (1974). Lo más terrible de la película de Tobe Hooper es que se basa en hechos reales. Un grupo de jóvenes tiene la mala suerte de cruzarse en el camino de unos matarifes dementes y el resultado se refleja en un título que no deja lugar a la duda. Personalmente, lo que más me aterra de esta película es imaginar que la peor parada es la única superviviente, muerta en vida tras la traumática experiencia.

4.- Tiburón (1975). Otra película precursora. La genialidad de Steven Spielberg nos enseñó que el mundo animal también puede aterrarnos, y que la estupidez humana no tiene límites. En esta película, tanto miedo da el tiburón como ese alcalde que se niega a cerrar la playa para preservar los intereses económicos de la ciudad.

5.- Alien, el octavo pasajero (1978). Nadie puede oír tus gritos en el espacio. Con esta premisa, Ridley Scott dio origen a otra variante del género, que tanto juego ha dado posteriormente: en el universo puede haber criaturas terroríficas capaces de aniquilar al ser humano. La saga de Alien tiene grandes momentos cinematográficos pero, de todas las escenas, nunca nadie olvidará la de la primera aparición del bicho.

6.- El resplandor (1980). Stanley Kubrick fue un genio indiscutible del cine. Cada una de sus películas abordaba un género distinto y fue capaz de dar una vuelta de tuerca a todos ellos. El resplandor es una de sus obras más cuestionadas, aunque existen múltiples lecturas, que van desde que se trata de una parábola sobre el holocausto o sobre el genocidio de los indios americanos, hasta la llegada del hombre a la Luna. En cualquier caso, asusta, y mucho.

La semana que viene os mostraremos las otras seis escenas seleccionadas… si os atrevéis 😉

Comentarios ( 0 )

    Deja tu comentario

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *